¿Cómo Preparar y Ganar un Debate?

Tener que realizar debates puede ser algo estresante y atemorizante para muchos, pero la verdad es que hay varias técnicas y prácticas que pueden ayudarle a mantener la confianza y aumentar sus probabilidades de éxito. Así pues, a continuación se ofrecen algunas recomendaciones de cómo preparar y ganar un debate.

Investigar correctamente el tema

Lo principal y más importante es investigar a fondo el tema del debate, ya sea que tenga un debate universitario, profesional o informal.

Debe tener un entendimiento fundamental de todas las bases teóricas de lo que hablará. Si aplica para el caso, busque antecedentes y lea distintas fuentes y opiniones sobre expertos en el tema, pues las referencias suelen ser un gran argumento.

Si conoce todo lo que se debe saber de un tema, podrá formular mejores argumentos y contestar con mejores bases a los de su contrincante.

Planificar la dirección del debate

Un vez haya completado su investigación, lo siguiente es formar un plan de acción. Esto significa que debe elegir la dirección que seguirá el debate, eligiendo argumentos, preguntas y frases que sigan varios tópicos en un orden específico.

Por su puesto, su oponente hará lo mismo, por lo que debe tratar de anticipar las posibles respuestas y preguntas que podría hacer el rival y planear ciertas formas de actuar en respuesta. No lo deje a la suerte.

Mantener al rival en alerta

Además de conocer el tema a debatir,  también es buena idea conocer a su contrincante, pues de esta manera podrá conocer las fortalezas y las debilidades de la persona para planear su debate acordemente.

Como se mencionó, es de esperar que su rival también prepare un plan de  debate. Por lo tanto, debe utilizar argumentos que incluyan testimonios, encientas y otras evidencias que su oponente no puede refutar para tratar de dirigir la  dirección del debate.

La seguridad es primordial

Un aspecto muy importante es parecer seguro y calmado a la hora de realizar el debate. Aún si en realidad está muy nervioso, debe esforzarse para no demostrarlo, pues su inseguridad será un arma para su rival y hará que la audiencia pierda interés en sus argumentos.

Para ello es  bueno tener buena presentación y tratar de mantener una expresión serena, comúnmente llamada como “cara de poker”. Por fortuna, una buena preparación y  plan de acción pueden ser grandes aliados para la preparación.

La improvisación es una gran aliada

Siguiendo las ideas planteadas en los puntos anteriores, es importante que un debatiente sea flexible y capaz de adaptarse a la situación.

En caso de que su oponente utilice un argumento que no ha considerado en sus planes, debe ser capaz de pensar rápidamente en una respuesta que le ayude a llevar el debate de nuevo a sus términos.

Por esta razón es de  suma importancia mantener la confianza y estudiar a fondo el tema, pues es su conocimiento del mismo el que le permitirá triunfar en este caso.

Practica preliminar

Finalmente, lo mejor que puede hacer antes de un debate es practicar. Debe aprender a decir todos sus puntos de forma natural y confiada. Para ello puede solicitar la ayuda de amigos o familiares.

Para muchas carreras la habilidad de debatir es sumamente importante, en especial cuando se trata de carreras jurídicas. Por ello, esperamos que estas recomendaciones de cómo preparar y ganar un debate le sean de utilidad.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*